Mamá ¡Soy vegana!

MAMÁ ¡SOY VEGANA!

¡Eres una yihadista! Es lo que me expectó mi madre cuando le anuncié  por teléfono, que había decidido dar un paso más y ser vegana tras muchos años siguiendo una dieta  vegetariana.

Chica hablando por teléfono

Chica hablando por teléfono

Me quedé helada,¿Yo,yihadista? Que convivo rodeada de omnívoros y no digo nada de nada,aunque siempre lo piense,claro está, para no acabar siendo la pesada intolerante que trata de amargar la vida a todos a la hora de la comida.

Quizás debería de serlo,porque para los mínimos comentarios que me permito decir son recibidos como tragedias griegas.

Me puse a pensar si en mi actitud durante los años de vegetarianismo había dicho o hecho algo que justificara ese calificativo y haciendo un rebobinado de todos los encuentros familiares alrededor de una mesa, había simplemente rechazado ciertos alimentos que se exponían sobre el mantel favoreciendo así  el hecho de que tocara a más para los demás, que se debería de ver más como una  ventaja que como  un inconveniente.

Y lo siguiente que hice fue buscar en Internet ¡Cómo no a San Google!  Que se entendía por Yihadista,no fuera que hubiera interpretado mal a mi mamá y la estuviera interpretando mal injustamente,pero como me temía lo que encontré fue la siguiente definición :

Neologismo occidental utilizado para denominar a las ramas más violentas y radicales dentro del Islam político o islamismo estando caracterizadas por la frecuente y brutal utilización del terrorismo, en nombre de una pretendida guerra santa o yihad en nombre de Alá”. Cortesía de Wikipedia.

Obviamente no me identifiqué en absoluto con el terrorismo, precisamente la filosofía vegana promulga el pacifismo, puesto que abogamos por el cuidado de los países más desfavorecidos, por los animales y por el Medio ambiente.

Entonces ¿A qué se refería mi madre con esa expresión tan desafortunada,precisamente ella que fue la responsable que me gustaran las frutas y las verduras? A día de hoy sigo sin encontrar sentido a sus palabras,pero ya no me preocupa, porque en estos años me he dado cuenta que todos hemos recibido frases carentes de sentido en nuestros núcleos familiares,cuando te sales del camino trazado por la sociedad, el diferente recibe ataques para que vuelva al redil ,como los animales de rebaño,nos creemos superiores a las otras especies, pero nos dirigen como animales de granja.

Ser distinto crea inquietud en algunos individuos, que se sienten amenazadas cuando se les rompen los esquemas de como hay que alimentarse según los criterios de la industria láctica y cárnica y se convierten en pseudo nutricionistas con mantras inducidos por la publicidad,por médicos  financiados por determinadas empresas con intereses, mientras que los estudios que avalan que la dieta vegana es sana no está financiada por ningún grupo vegano, animalistas ni nada parecido. Y por esa razón gozan de más credibilidad.

La ignorancia es muy atrevida, se escandalizan, porque que en nuestra dieta haya:

“SÓLO”

Frutas,verduras,legumbres,cereales,soja,semillas,que hasta donde yo sé ,es precisamente una alimentación sana y  nutritiva y dejan que sus hijos coman en cadenas de comida rápida, las conocidas “Fast Food”¿Y se atreven a juzgarnos?¡Qué valor!

La presión social es fuerte,pero la buena noticia es que con el  tiempo se cansan de tratar convencerte  y cuando alguien nuevo aparece ya tienes sobrados argumentos para refutar cualquier comentario o simplemente ignoras,que al final es lo más cómodo,siempre y cuando no  veas cierto interés, entonces no hay que perder la buena costumbre de darnos a conocer, ya que nuestro fin es hacer un mundo mejor y éso se consigue sumando gente.

Se nota que ha sido un desahogo ¿no? No siempre puedo ser tan sincera para no acabar en conflicto, seguro que me habéis entendido, porque habéis vivido situaciones parecidas o incluso peores.

Cuéntame tu experiencia, aunque sólo sea para liberar tensión,es bueno saber que no estás solo, que todos hemos sufrido alguna vez la incomprensión por el simple hecho de ser veganos.

¡Te espero!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *