Mi piel,tu piel,sus pieles

 

MI PIEL, TU PIEL, SUS PIELES

Al pensar en la piel me ha recordado que estando en clase de filosofía de 3º de B.U.P, nuestra profesora Rovi (Rosa Virginia), nos preguntó cuál de los 5 sentidos: vista, oído, gusto, olfato y tacto, era a nuestro parecer, el más importante. 

La mayoría contestamos que la vista, pues nos parecía que era el sentido más indispensable para poder llevar una vida normal. Quizás con la experiencia que nos da la edad, hubiéramos contestado que el sentido vital es la intuición, el sexto sentido, aunque oficialmente no está reconocido como tal.

Rovi nos sorprendió con una respuesta que no esperábamos afirmando que el sentido más importante era el tacto, ya que el órgano  del cuerpo más grande era la piel.

La cara de estupefacción de todas fue mayúscula. Le gustaba sorprendernos y como así fue, nos hizo ver, y le doy la razón, que el tacto es el único sentido que recorre todo nuestro cuerpo de pies a cabeza. Somos piel, huesos y carne ( grasa también) y todo lo sentimos por medio del tacto.

Me da la sensación que muchas veces no damos la debida importancia a nuestra piel, añadiría que sólo nos percatamos de ella para quejarnos por si nos ha salido un grano, una irritación, si es pálida, rojiza…

Tenemos tan interiorizado la función de la piel, como es la del revestimiento, que no nos fijamos en ella. La lavamos, secamos y nos ponemos crema, en la mayoría de los casos pensando en nuestras cosas, actuando de manera mecánica. Malditas prisas.

LA PIEL

Etimológicamente el término piel procede del latín “pellis”. Como ya he dicho, es el órgano más grande de nuestro cuerpo y el de los animales. En el caso de los humanos la superficie media de una persona adulta es de 2 metros cuadrados, 5 mm de espesor y pesa ¡5 kg! Este dato me ha impactado, qué barbaridad y a la vez que alegría, 5 kg que debo restar de mi peso corporal  😉 

Antes de entrar en detalles, me gustaría empoderar a la piel no sólo a nivel funcional, que ya verás que importante es para nosotros y el resto de los seres vivos, sino a nivel emocional.

Cuando un bebé nace, ya  no se lo llevan corriendo a pesar, lavar o lo que tuvieran que hacer por protocolo, sino que muy al contrario, se le entrega a la madre para que madre e hijo tengan contacto físico externo, a este primer contacto se le llama ” piel con piel” y está comprobado que es muy positivo, tanto para el bebé que en las primeras horas de vida es altamente sensitivo, como para la madre porque se establece un vínculo afectivo, útil y necesario. Además de aligerar el estrés del bebé, pues no hay que olvidar que llegar al mundo es traumático no sólo para la madre, sino también para el niño. A la vez que ayuda a los padres a sentir la necesidad de cuidar de su hijo desde el primer momento. Siempre con supervisión de terceras personas para evitar problemas en el bebé como muerte súbita, apnea.  

En el resto de los animales es exactamente igual. Si has tenido la suerte de ser testigo de como ellos traen a sus crías al mundo, habrás sido visto como la madre lame a su camada en caso de partos múltiples o a su única cría, no sólo como medida de higiene, para algunos es sólo ese le motivo desproveyendo a los animales de sentimientos y para otros, en los que me incluyo, también es la manera que la madre tiene de conectar con su cachorro y lo calme al igual que las madres humanas lo hacen con su bebé. Como ves, no somos tan diferentes a los otros animales, es más diría que por suerte nos volvemos a acercar  a la naturaleza como mamíferos que somos.

Cuando estás con alguien sentimentalmente, la piel juega un papel fundamental. Es imposible estar con alguien que te de “asco” y ese asco suele estar relacionado con el rechazo a su piel. Si no te apetece acariciar la piel de la persona que amas, es que ya no la amas.

Por todo lo dicho, la piel juega un papel protagonista a nivel emocional, pero es que tiene  también unas funciones  físicas vitales para nuestra supervivencia y la de los otros animales.

La piel nos abarca desde la cabeza hasta los pies, nos recubre absolutamente todo el cuerpo, es el órgano que nos une con nuestros órganos interiores. Tanta es la fusión existente con lo que sucede en nuestro interior que siempre se ha dicho que la piel es el verdadero barómetro de nuestra salud. La piel “habla” cuando no nos encontramos bien de salud o estamos nerviosos o sufrimos un nivel continuado de estrés o tenemos problemas renales o cualquier anomalía interna, pero también luce distinta cuando somos felices,  es entonces cuando nuestra piel brilla, está tersa.

Te sonará la expresión :”Para estar bella por fuera, tienes que estar bella por dentro” y  no es más que la piel refleja la salud interior física y la salud emocional. Aún sin problemas de salud física, si hay problemas emocionales, la piel acusa el malestar.

En los animales ocurre lo mismo, sus pieles acusan problemas físicos, pero también emocionales. Cuando están tristes, su piel y pelaje pierden salud, si convives con animales lo habrás detectado si han vivido situaciones de ansiedad. Los animales que son adoptados, a las pocas semanas parecen otros.

Las características de la piel, además de ser un órgano vivo que nos protege las 24 horas del día de todos los días,  es impermeable, resistente,  tiene la capacidad de regenerarse, es también flexible, ya que se adapta a los cambios de volumen de nuestro cuerpo.

 Como ya he comentado al principio, el espesor de la piel es de 5 milímetros, aunque no es uniforme en todas las partes del cuerpo, ya que las plantas de los pies y de las manos es la piel más dura, puesto  que son zonas donde se reciben más traumatismos. También hay zonas de nuestra piel recubiertas de pelo, en nuestra cabeza o vello en el resto y otras zonas en las cuales no hay folículos capilares.

FUNCIONES DE LA PIEL

  • Protección: Actúa como barrera protectora frente agentes externos como las bacterias, sustancias extrañas, pero a la vez es permeable a lo que considera como beneficioso para nuestro organismo. La razón de que existan distintos tipos de grosor es precisamente por la necesidad de protegernos según la función de nuestros miembros, no es lo mismo la piel del rostro que la piel de los pies, que está más expuesta a sufrir fricciones.
  • Sensación/sensibilidad: Para poder sobrevivir es indispensable sentir físicamente el entorno. La piel nos alerta de fuentes de calor, de frío, dolor, presión, mediante las terminaciones nerviosas sensoriales de la piel, para que te hagas una idea en un solo centímetro cuadrado de piel hay unos cinco mil receptores sensitivos, que envían la información instantáneamente al cerebro, quien decide cómo actuar en base al estímulo. Si no sintiéramos dolor, nuestra vida peligraría, pues no seríamos conscientes del peligro que corremos. Hay una enfermedad La insensibilidad congénita al dolor con anhidrosis (CIPA) donde la esperanza de vida es corta precisamente por esa ausencia de dolor. No es agradable sentir dolor, pero después de verlo desde esta perspectiva, estaremos agradecidos de poder sentirlo. Huelga decir que no todas las zonas son igual de sensibles.
  • Equilibra la hidratación corporal : La piel tiene  la facultad de absorber el agua para evitar la pérdida de la misma y de los electrolitos que son minerales presentes en la sangre y otros líquidos corporales que llevan una carga eléctrica. La piel no es del todo impermeable y a lo largo del día vamos perdiendo por evaporación unos 600 ml/día. Además de la sudoración, orina, heces , de ahí que debamos reponer diariamente esos líquidos bebiendo y/o comiendo fruta y vegetales ricos en agua.
  • Regula la temperatura o termorregulación : El cuerpo genera calor continuamente a causa del metabolismo y ese calor se disipa a través de la piel, por medio de tres procesos: Radiación: sí los humanos  también enviamos radiación a la atmósfera en forma de calor,  conducción mediante la transferencia de calor por contacto: cuando nos levantamos de la silla y ésta está caliente  y sudoración, cuando el cuerpo se calienta demasiado, perdemos agua para refrigerarnos y además eliminamos toxinas de nuestro interior.
  • Producción de vitaminas :  La vitamina D se sintetiza a través de la piel expuesta al sol. Los gatos les encanta dormitar al sol y luego se lamen, así se aseguran una dosis óptima de vitamina D en su organismo. Esta vitamina es esencial para los huesos. La vitamina D o su escasez ya hablé de ella y por si te interesa el tema, aquí te dejo el enlace por si no lo leíste.
  • https://cronicasdeunavegana.com/salud-vegana/

  • Función de respuesta inmunitaria : Varias de las células que componen la capa más superficial de la piel junto a tres variedades de antígenos de leucocitos son componentes importantes del sistema inmunitario. De nuevo la conexión de la piel con el interior del cuerpo.

MI idea original era escribir sobre una de las funciones de la piel en el terreno de la cosmética, pero una cosa llevó a la otra y he preferido conocer más a fondo este maravilloso e imprescindible órgano para que empecemos, si no lo hacíamos aún,  otorgarle su justo y merecido lugar. Cuando conocemos la valía de algo, automáticamente le prestamos más atención. Creo que saber cuán importante es “éso” que recubre el cuerpo, nos hará ser más selectivos a la hora de elegir el producto que nos apliquemos sobre ella. 

Como he dicho hay tanto que contar sobre la piel que no he querido hacerlo más extenso y he preferido dividirlo en varias partes para así poder profundizar un poco más en cada aspecto de este inmenso órgano.

Como nota curiosa nuestra piel no es tan diferente a lo de los animales, de hecho guardamos tanta similitud con la piel de los cerdos, que los tatuadores practican sobre la piel de ellos y también sobre la piel de las naranjas.

Si te ha resultado interesante agradecería que me dejaras algún comentario. Puedes contactar conmigo a través del formulario de contacto y estaré feliz de contestarte. No te lo pienses más y suscríbete, porque estoy preparando temas muy interesantes que sólo podrás acceder si ya estás suscrito y sería una lástima que te lo perdieras.

Así que nada más por ahora .

¡Hasta a semana que viene!

 

4 comentarios en “Mi piel,tu piel,sus pieles

    1. Nathalie Autor

      Rosa,

      Muchas gracias a ti por tu comentario.Me alegra mucho que te haya gustado.

      Estamos en contacto y con muchas ganas de profundizar en tu proyecto.

      Un beso

      Responder
  1. CATALINA THOMÁS GRIMALT LLINÁS

    Buenas noches!!!!
    Nos acabas de dar una clase de anatomía que vale la pena encuadernarla. Es mi principal argumento cuando alguien le resta importancia al cuidado de su piel, tratándolo como un tema de estética … la piel es la primera barrera de defensa del cuerpo… A partir de aquí , suma y sigue.
    Bendiita Sta. Rovi, y bendito el don que tienes para expresar de forma amena cantidad de conocimientos.
    Eres excepcional!
    Un abrazo!

    Responder
    1. Nathalie Autor

      ¡¡Querida Kta!!

      Te estaba echando de mucho de menos,pensando que te había pasado algo al no tener noticias tuyas.Me alegra saber que sigues tan amable como siempre y muy generosa en tus comentarios.
      Eres tan entusiasta que creo que ves todo desde una perspectiva muy positiva,bien por ti y bien por lo que me toca.
      Gracias y millones de gracias por poder contar contigo.

      Un beso Kta

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *