Archivo de la categoría: Nathalinadas

VeggieWorld Madrid 2019

VEGGIEWORLD MADRID 2019

¡Quién me iba a decir que tras escribir con cierta envidia sobre la celebración de la VeggieWorld Barcelona el pasado octubre,  experimentaría en persona la inauguración, en la capital de España, de esta famosa feria a nivel mundial! Aquí tienes el artículo que en su día  escribí sobre este acontecimiento Veganizando al mundo

Tal y como te he contado recientemente los motivos de mi ausencia por cierta apatía, este sentimiento también se había trasladado a la mayoría de los aspectos de mi día a día y mi buzón de correo se colapsaba de emails y en uno de esos días venciendo la pereza, abrí un correo electrónico al azar sin que éste fuera ni el primero ni el último en llegar, y recibí la grata alegría del notición de la llegada a Madrid de la feria más importante para el mundo vegano y compré dos entradas para tal acontecimiento justo al siguiente fin de semana de mi compra, los días 13 y 14 de abril. Por los pelos.

Sigue leyendo

I’m come back

I’M COME BACK

Estoy viva, tengo pulso, respiro a pesar de haberme sentido en estado catatónico en lo que llevamos de 2019.

Así me siento después de estar tantas semanas alejada de mi web. No publicar, no implicaba que no tuviera constantemente mi baby en mi mente.

Creo que te debo una explicación, aunque sólo sea por mera educación, pero que no es para nada así, quiero que sepas que motivos me han tenido apartada de mis crónicas semanales.

Hacía ya unos meses previos a mi «desaparición» que no me encontraba cómoda con la idea de escribir, lo que me apasionaba al principio, cuando no tenía apenas visitas en la web, se convirtió en una situación de tensión y bloqueo cada vez que me enfrentaba al ordenador, hasta que finalmente el silencio llegó. 

Después de tanto tiempo deseándolo, llegó el día en que dejé de estar atada a un trabajo insatisfactorio, pero lo que iba a ser un cese de relaciones de manera amigable se ha complicado, nublando la confianza de toda una década.

Pero lo que realmente me trastornó, fue el ataque de un pitbull a mi perro y todo lo que conllevó: como las visitas a la clínica veterinaria para las curas, el dilema de denunciar o no al dueño y lo peor de todo, el trauma que me ha dejado a nivel emocional.

Durante mi ausencia no han temblado los cimientos de mis valores veganos, en este  tema sigue firme mi filosofía de vida, no ha ocurrido como a unas youtubers que han sido pescadas «in fraganti», nunca mejor dicho, saltándose la dieta vegana que tanto aconsejaban a sus seguidores. Justamente, escuchar a otros veganos como querían ser más activistas es lo que me ha dado fuerzas para retomar a mi rutina.

Este es el resumen que justifica, en gran medida, mi falta de noticias y que tenía que contarte, porque me sentía en deuda contigo.

Tras esta parrafada, me despido, por ahora, ya que tengo una crónica que escribir y publicar en breve.

¡HASTA DENTRO DE UN RATO!

 

 

Epifanía vegana

EPIFANÍA VEGANA  

Hoy ya se da oficialmente por terminadas las Navidades y no paro de recibir chistes haciendo referencia a la urgencia de ponerse a dieta por los excesos navideños.

Paseando con Coque, mi hijito peludo, me crucé con un montón de nuevos corredores, me hizo mucha gracia constatar que se estaban llevando a cabo los nuevos propósitos que trae siempre consigo el nuevo año. A ver cuántos sigo viendo en los próximos meses. 

Las Navidades se han reducido a comer de una manera desproporcionada cómo si no hubiera mañana y me resulta un poco triste esa manera desaforada de consumir por consumir, mientras se pasa hambre en la casa de al lado, sin contar con la de millones de animales más que matan para poder colmar los supermercados ante la avalancha de los consumidores. Una vez escuché a unos cubanos que en el mundo occidental las celebraciones eran comer y no bailar y divertirse. Deberíamos hacer una reflexión de el porqué todas nuestras celebraciones giran alrededor de una mesa con alimentos. También es verdad que en Cuba, como en tantos otros países, sufren de carestía y la comida es un lujo que suplen con el ron casero y el salseo. 

Estaba trajinando en la cocina a la vez que escuchaba de fondo la televisión, que en ese momento estaba emitiendo un programa de entretenimiento que lo mismo debaten de política como tratan asuntos de cotilleo hasta  que  la presentadora anunció que iba a dar paso a un cocinero para que diera varias recetas de como cocinar el cordero. Me quedé por un instante horrorizada por lo que acababa de oír, pero me sobrepuse lo suficientemente rápido como para lanzarme en picado sobre la mesa, alcanzar el mando a distancia y presa de los nervios apagar el aparato.

Corderos-con-su-madre

Corderitos

¿Qué había sucedido? Me pregunté, ¿Qué me estaba pasando? Había tenido la misma reacción que ante noticias de maltrato animal, corrida de toros, el toro de la vega…

Claro, nítido, luminoso, revelador: Acababa de vivir mi propia Epifanía y no podía estar más en acorde con la época navideña.

Ahora SÍ soy  VEGANA

No, no me he vuelto loca ni he mentido cuando afirmaba que vivo como vegana cerca de cuatro años. La clave es que vivía cómo y ahora siento como.

Esta nueva percepción de mi sentir vegano me da un nuevo prisma de los animales, no me entiendas mal suponiendo que no sentía sensibilidad hacia ellos, nada más lejos de la realidad, porque hay ciertos pasillos de los supermercados que trato de evitar a toda costa, me disgusta  enormemente ver animales en las películas, me desagradan los anuncios de productos de origen animal, incluso las escenas de cine donde se come carne me repugnan, pero lo que se me ha revelado es que donde una inmensa mayoría ve un trozo de carne, yo veo al animal que fue en vida .

Estoy feliz a la par que infeliz. Feliz pues siento que el veganismo recorre todo mi ser, he interiorizado la filosofía vegana: Soy, me siento, vivo, pienso vegano. Me he fusionado. Al igual que la pregunta:»¿Tú pasas por la vida o la vida pasa  por  ti?» Puedo contestar sin asomo de duda que yo paso por el camino del veganismo como el veganismo pasa por  mi vida .

Consecuencias: Las hay buenas  y menos buenas.

Positivas : Me ha dado una motivación, un sentido a mi vida ,unas ganas renovadas que había perdido para seguir con crónicas de una vegana. He vuelto con energía y con muchos planes en mi cabeza para hacer crecer esta web y aportar mi granito de arena para salvar a los  máximos animales posibles.

Menos positivas: Incremento, si cabe más, de sensibilización hacia nuestros hermanos no humanos y la impotencia de no poder salvar a todos y de los  millones de animales que mueren y morirán hasta que todo de un vuelco. LO DARÁ, LO SÉ.

Lanzo un reto a ti, lector no vegano, mira a los ojos de cualquier animal de granja a través de una imagen, un vídeo, da lo mismo el medio que emplees, pero míralo de verdad. Contraindicaciones: Quizás la próxima vez que te vayas a comer un animal, puede que te sientas incómodo, será la señal de que algo dentro de ti ha germinado y sólo de ti depende que la semilla siga creciendo.

«IN MEMORIAM»

La madrugada del día 1 de enero cerca de las tres de la mañana regresando de la casa de mis suegros después de las campanadas de Nochevieja, dimos con Coque el paseo antes de acostarnos y escuchamos gemir a un gato. Tratamos de localizarlo para llevarlo a urgencias, pero entre los arbustos, la falta de iluminación y que dejó de maullar, no hubo manera de encontrarlo.

Día 2, se acerca una señora que hace una labor encomiable, pues pertenece a una asociación donde cuidan de las colonias de gatos del barrio y como conoce de mi amor por los animales, me preguntó si había visto un gato herido y le conté lo que había vivido. Me dijo que ella había visto, la tarde del 31, a uno de los dos gatos negros que cuida, que cojeaba y estaba segura que había sido atropellado y se temía que además de la pata pudiera tener heridas internas. Estaba tratando de localizarlo para llevarlo al veterinario, pero no tenía muchas esperanzas de encontrarlo con vida ,ya que durante todo el día 1 de enero no había acudido a su cita de comer. Me pidió que si lo veía contactara con ella y así lo acordamos.

Por la tarde estuve paseando con Coque por la zona donde habíamos escuchado al gato quejarse y rebusqué entre los arbustos ,pero no logré verlo. 

Al tercer día del año por la mañana, me encontré con Josefina, que así se llama, y me confirmó lo que ya suponíamos: había encontrado al gatito muerto, las heridas y el frío…Tengo la certeza que nosotros fuimos testigos del último halo de vida de ese animal. Murió solo y sufriendo y nosotros a unos metros de él sin poder hacer nada. No sé ni porqué estoy contando ésto, será que es como un homenaje a ese gato negro que vi muchas veces y que es uno de tantos que todos nos encontramos en las calles como si fueran parte del mobiliario urbano. Como dijo Josefina: «No se puede salvar a todos», tienes razón, a todos no se puede salvar, pero gracias a ti y a tantas personas como tú,  esos gatos viven muchos más años y con calidad de vida. No hay que hacer grandes gestas: con poner pienso y agua donde veas animales ya estás ayudando, pequeños gestos que hacen mucho bien.

Quiero despedirme con una canción que me parece maravillosa, la letra es preciosa y aunque no trata del veganismo, me he tomado la libertad de aplicarla a mi causa. Se trata de un anuncio de coca-cola (no, no me pagan por publicitar esa marca), como hemos visto en muchas de sus campañas, llevan implícitos mensajes positivos y en esta ocasión hablan de un mundo futuro mejor, recorrido por las nuevas generaciones acompañadas por gente que ya lleva recorrido su camino, pero que está abierta a recorrer otras sendas. Seguro que te gusta.

Te dejo dos enlaces, el primero es sólo la letra y el segundo enlace es el vídeo.

https://www.youtube.com/watch?v=NOtkxYlnk8c

https://sanderley.com/2018-Sanderlei/12/S20/Letra-El-Mundo-Entero-PT-Aitana-Ana-Guerra-Agoney-Lola-Indigo-y-Raoul-feat-Maikel-Delacalle-Letra-da-M%C3%BAsica

También os dejo el anuncio que hizo Coca-cola en 1.971 y que para los que nos entusiasmó la serie «Mad Men» parece que sale de la imaginación del protagonista, Don Draper y que ha servido de base https://www.youtube.com/watch?v=5PbC1882umQ

Deseo que este nuevo año 2019 sea mucho mejor para Todos y para Todo.

¡Hasta pronto amigos!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Primer aniversario!

¡PRIMER ANIVERSARIO !

Ya han transcurrido 365 días desde ese 31 de diciembre de 2017, que hecha un matojo de nervios desactivaba la opción de impedir el rastreo de los robots de Google para resultarles invisible y que nadie pudiera visitar una web que estaba en construcción.

Tenía programada la hora exacta de nacimiento, las 19 horas ó 7 de la tarde, por una simple cuestión de numerología de la que soy aficionada.

Mientras me arreglaba, preparaba la mesa para recibir a la familia  que por primera vez celebraban el nuevo año en nuestra casa, andaba ultimando algunos retoques de crónicas de una vegana sabiendo que hasta transcurridos 3 meses, o sea hasta el 1 de abril de 2018, el buscador de Internet no iba a tener en cuenta mi web en los resultados de las  búsquedas .

Llevaba un mes avisando en mi estado de WhastApp el inminente estreno de mi proyecto con la socorrida cuenta atrás para que al menos mis amistades sí visitaran crónicas.

Antes del día 31 de diciembre, hubo un estreno fallido: El 1 de noviembre coincidiendo con el Día mundial del veganismo, pero después de unos problemas técnicos de última hora y tras llevar trabajando desde bien temprano por la mañana, a las siete de la tarde me di por vencida y elegí la que sería la fecha definitiva por tener un carácter simbólico para mí pues fue un fin de año cuando  me hice vegetariana.

31 de diciembre de 2017 a las 19 horas 

Muerta de emoción y pavor a partes iguales sale al mundo, o a los ojos de Google según se mire:  https://cronicasdeunavegana.com/

Le indico a mi novio que busque mi web en Internet para comprobar que efectivamente ya está en la red. Me dice que no la encuentra. Me da un ataque, ¿Qué está pasando? Y para colmo de males, los invitados a punto de llegar. Grito de forma histérica, asusto a partes iguales a Coque y a India, menos mal que el único que pone cordura es Álvaro. Trato de tranquilizarme y tecleo en mi móvil  la url correcta y «VOILÀ»  aparece mi página de inicio. Me emociono, han sido tantos meses de trabajo que ahora ven la luz que me cuesta creer que por fin haya llegado hasta aquí. Me siento como después de un parto, pero al momento soy consciente del que el verdadero trabajo comienza ahora: Plazos, contenido, calendarios de publicación, compromiso con la audiencia…Bueno ya ha nacido y eso es lo realmente importante en este momento y lo demás ya se ira solventando.

Ha pasado un año y no podía dejar pasar la oportunidad de hacer balance de lo que han sido estos 12 meses a falta de unas 7 horas y media para que acabe el 2018.

No quiero despedir este año sin agradecer el apoyo, muestras de cariño, atención por parte de todas las personas que han invertido sus tiempo en leer lo que una servidora publicaba. 

MI RECONOCIMIENTO ESPECIAL 

A mis compañeras del Colegio Pureza de María de Barcelona que se han suscrito a mi web sin ser ninguna vegana:

CATALINA

 MIREIA

SONIA

A mis amigas de Madrid, que tampoco siguen la filosofía de vida, pero que respetan a la vez que se adaptan a mi alimentación en cualquier circunstancia:

GEMA L

GEMA M.

VICTORIA

YOLANDA

A mis amigos que tampoco son veganos :

 DAVID Y PABLO

A mi compañero de EAE Bussines School  otro no vegano.

ENRIQUE

Mi asesora personal y que me ha descubierto alimentos, súper alimentos y demás.

SILVIA

Al mejor representante de la Felicidad, la mejor Masterclass a la que he asistido y que todos los que estuvimos allí disfrutamos y participamos como no he visto en ninguna más. Tampoco vegano, pero abierto de mente.

JUAN CARLOS 

A mis última suscriptoras, que aún no conozco, pero que espero que pueda llegar a hacerlo:

SANDRA 

TERESA 

Y por último y no menos importante a todos los que os habéis suscrito a lo largo de este año y a los que amablemente habéis comentado los artículos.

A TODOS VOSOTROS

 

cronicasdeunavegana.com

 

 

 

Soy vegana y ahora ¿Qué?

SOY VEGANA Y AHORA ¿QUÉ?

Muchos me habéis preguntado cómo fueron mis primeros pasos en el veganismo, aunque parece que haya pasado una eternidad, principalmente por  la intensidad vivida  en esta etapa de mi vida, lo recuerdo como si fuera ayer, salvo en algunos detalles concretos como podrás  ver si sigues leyendo.

Superada la primera semana en cuanto al tema de la comida, superada también la adicción al queso, caí en la cuenta que el veganismo tenía que abarcar  todos los aspectos de mi vida y en eso no había caído, tanto me centré en la comida, pues mis años de vegetariana me pasaban factura, que sentí auténtico vértigo.

Ya soy vegana y ahora qué

Vegana con dudas foto de Luis Parejo

Te invito a leer ,si no lo has hecho hecho aún, los siguientes enlaces de los artículos donde relato mis inicios en este estilo de vida por si te interesa.

Mi primer paso hacia el veganismo

Una vegana en el supermercado

Cuando fui realmente consciente de lo que se me venía encima, me avergüenza reconocer que, por un momento, pensé en dar un paso atrás, sumado a que mi entorno familiar no estaba ayudando mucho, pese a respetar mi decisión, percibía cierta incomprensión, me encontré en una encrucijada,  pero ya me era imposible ignorar lo que acababa de averiguar sobre las vacas y las gallinas y seguir viviendo como si aquí no pasara nada.

Sigue leyendo

Disonancia cognitiva

DISONANCIA COGNITIVA

«¿Cómo puedo  saber quién  es vegano en una habitación llena de personas ?
No te preocupes, te lo hará saber»

Cuando escuché este chiste por primera vez me hizo mucha  gracia  ,porque no le falta razón. Los veganos estamos orgullosos de nosotros mismos,de dar sentido a nuestras privaciones en aras de un mundo mejor.

Cortesía de depositphotos

Cortesía de depositphotos

Tampoco podemos negar que una parte implícita de ser vegano es hacer un poco de proselitismo,no debemos  guardarnos para nosotros mismos la gran revelación de la Verdad.¡ Ufff dicho así  parecemos una secta!

¡MATIZO! 

Los principales motivos por los que adoptas este estilo de vida son: amor a los animales, preservación del Planeta y salud.Para nosotros son todo beneficios y no seríamos consecuentes con nuestra forma de pensar si no trataramos de difundir el mensaje.

Sigue leyendo

El protagonista eres TÚ

EL PROTAGONISTA ERES TÚ

Esta semana no voy a escribir sobre veganismo, ni sobre cosmética ni de ninguna noticia de actualidad e interés para el mundo vegano.

Esta semana está dedicada a ti, eres el verdadero protagonista de esta historia, que me infundes ánimos, sin ni siquiera saberlo, que te suscribes para formar parte de mi comunidad, que comentas las publicaciones semana tras semana, que me regalas el don más preciado y escaso: tu tiempo.

GRACIAS, GRACIAS Y MIL GRACIAS

Sigue leyendo

¿Se nos juzga más por ser veganos?

¿SE NOS JUZGA MÁS POR SER VEGANOS?

Hace unos meses, con motivo de la visita a casa de un familiar,salió a relucir la conversación sobre mi proyecto web ,me preguntaron en qué fase estaba ,qué fecha de estreno estaba prevista  y la temática que iba a versar .Sin extenderme mucho ,porque me daba cierta vergüenza contar lo que pensaba hacer , a simples rasgos comenté que escribiría sobre mi experiencia como vegana y una de las personas que estaban en la estancia y sin ni siquiera mirarme  expectó  :

”Ahora los veganos tenéis  mala fama”.

Vegana sorprendida.Foto cortesía

Vegana sorprendida.Foto cortesía

Estrictos

Radicales

Exagerados

Raros

Pero ¿Mala fama? Ante mi mayúscula sorpresa le pregunté el porqué de sus palabras , a veces se desconoce en qué consiste el veganismo  y que para algunos el renunciar al jamón ibérico es un auténtico sacrilegio, pero de ahí a “tener mala fama” ¡Upps éso era totalmente nuevo!

Sigue leyendo

Salud vegana

 

SALUD VEGANA

Ciertas personas, con las que por pura necesidad tengo que relacionarme, parece ser que están muy preocupadas por mi salud vegana ,porque tienen la costumbre de augurarme una terrible vejez por la elección de estilo de vida vegano. Resulta curioso que,  precisamente éstos sean los que gocen de mala salud por no seguir esos maravillosos consejos que me regalan .

Ya harta de tanta majadería, silencié para siempre ciertos comentarios con una simple frase, que te recomiendo que uses ante estos nutricionistas aficionados:”Ningún médico, a día de hoy, detecta por el resultado analítico, que llevo años sin comer carne ni pescado”. Silencio sepulcral. Bendito silencio.

Análisis de sangre foto cortesía

Análisis de sangre foto cortesía

Sigue leyendo